Home / Consejos / ROTACION DE CULTIVOS: Aspectos fundamentales
ecoterrazas
Rotacion de cultivos

ROTACION DE CULTIVOS: Aspectos fundamentales

La rotacion de cultivos es una técnica que implica alternar plantas de distintas familias con el propósito de evitar el desarrollo de enfermedades y mejorar tanto la materia orgánica como la fertilidad del suelo. A diferencia del monocultivo, vinculado con la agricultura tradicional, este método supone un paso importante en lo que se refiere a la agricultura ecológica y la restauración de la diversidad. Los criterios para la elección de los cultivos depende de varios factores que atañen a sus características morfológicas y fisiológicas, las condiciones del suelo y del clima y al conocimiento de las plagas que puedan afectarlos según su naturaleza.

Para el cultivo simultáneo de las especies, se divide el terreno en varias parcelas y cada una de ellas se destina a un cultivo diferente cada año, hasta completar el proceso de rotación. Esto contribuye a un mejor control de las enfermedades, es decir, la aparición de malezas o agentes patógenos, y un mayor rendimiento en los cultivos, ya que reduce el desgaste del suelo. Otra de las ventajas que supone la implantación de este método es el incremento en la reserva de humus. Esto quiere decir que se produce un equilibrio entre las especies que aportan una mayor cantidad de materia orgánica con aquellas otras que contribuyen menos y tienden a agotar los recursos. Por lo que tendremos un suelo más sano y diverso.

Para la rotacion de cultivos hemos de tener en cuenta ciertos aspectos. El primero de ellos, y muy importante, atañe a la planificación. Esto incluye tanto lo que se refiere al diseño como a las propiedades de las plantas para saber cuál es el mejor ciclo a emplear en cada momento. Esta circunstancia está relacionada con las exigencias del suelo, ya que es recomendable incluir aquellas variedades que se ajusten mejor a las condiciones de crecimiento de la zona. Otro aspecto importante en la planificación es determinar el proceso de duración que habitualmente se fija en un período de cuatro años. Una vez cumplido, el suelo debe tomar un tiempo de descanso antes de utilizarlo para la producción.

La rotacion de cultivos presenta una indudable ventaja respecto al monocultivo en lo que se refiere a las plagas, ya que la concentración de plantas de la misma especie puede atraer con más facilidad a los insectos. Por tanto, no solo garantiza un mayor rendimiento, sino una mayor protección.

Sobre ecoterra

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *