Home / Ecoterrazas / Cultivo Ecológico / Monta tu propio jardín ecológico
ecoterrazas

Monta tu propio jardín ecológico

La jardinería ecológica es aquella que deja que la naturaleza haga su trabajo, intentando reducir el consumo de recursos (agua, energía…) y de productos contaminantes (abonos químicos y pesticidas), con el objetivo de realizar una gestión de las zonas verdes respetuosa con el entorno. Aplicando las recomendaciones que te presentamos en esta ficha contribuirás a conservar la biodiversidad tanto en tu jardín como en el entorno.

 

Selección de especies

Las especies que plantes condicionarán en gran medida que tu jardín sea sostenible. Te damos algunas recomendaciones:

  • 30Utiliza especies autóctonas, están más adaptadas a las condiciones locales y son más resistentes a las plagas.
  • En el caso de las plantas exóticas selecciona aquellas mejor adaptadas a las condiciones de tu jardín (temperatura, humedad, exposición, características del suelo…).
  • Compra las plantas en viveros locales que aseguren la calidad de la planta y que se hayan desarrollado en unas condiciones similares a las de tu jardín, de esta manera estarán bien aclimatadas desde el principio.
  • Evita las especies o variedades modificadas genéticamente.
  • Planta una gran variedad de especies, de esta manera reducirás el riesgo de plagas.
  • Para una plaga es más difícil conquistar un jardín con mucha diversidad de especies que un jardín con muchos ejemplares de la misma especie.
  • Utiliza planta pequeña, si crecen en tu jardín se adaptarán mejor y tendrás un mayor porcentaje de éxito.
  • Reduce la extensión de césped de tu jardín.
  • El césped es un gran consumidor de agua y requiere mucho mantenimiento, una alternativa es utilizar una mezcla de herbáceas propia de los prados de siega del entorno.

 

Aporte de nutrientes

Además de la contaminación asociada a su producción, la aplicación en exceso de abonos químicos altamente solubles, como los nitratos o los fosfatos, pueden contaminar los ríos o las aguas subterráneas. Te ofrecemos algunas alternativas al uso de estos productos:

  • Qué-son-los-fertilizantes-orgánicosUn buen sistema para aportar nutrientes al suelo del jardín es que plantes especies que fijan el nitrógeno; esta característica es propia de las plantas de la familia de las leguminosas.
  • Lo más recomendable es que elabores tu propio abono orgánico con las sobras de comida y los restos de siegas, puedes hacer tu mismo una compostera.
  • Otras alternativas ecológicas son el humus de lombriz o el estiércol.
  • Si finalmente es necesario el aporte de nutrientes utiliza fertilizantes orgánicos naturales o de liberación lenta, de esta manera se reduce la infiltración de estos productos.
  • En cuanto al momento de abonar, es mejor no hacerlo durante el verano para evitar el consumo excesivo de agua.
  • Pero siempre recuerda que el exceso de fertilizantes hace a las plantas más tiernas para los insectos, por ejemplo, los ácaros (ej. Araña Roja) que aumentan la intensidad de su ataque.

 

Lucha contra las plagas

Los diversos tipos de plaguicidas (herbicidas, fungicidas, insecticidas…) son productos costosos y sobre todo de elevada toxicidad; se han encontrado trazas de estos productos hasta en la grasa de pingüinos en el Ártico. Te recomendamos que evites la utilización de estos productos en tu jardín y te damos algunas alternativas:

  • mariquita-pulgonEl primer paso para evitar plagas es la prevención. Mantener las plantas fuertes y en buenas condiciones disminuye el riesgo de ataque.
  • Algunas especies de plantas son repelentes naturales de insectos perjudiciales, es el caso de especies como el romero, el tomillo, la lavanda o la manzanilla. Con la albahaca y el ajo podrás repeler moscas, mosquitos y algunos hongos.
  • Las barreras físicas pueden evitar que algunos animales con gran apetito alcancen su objetivo: un simple círculo de ceniza puede limitar los daños de babosas y caracoles.
  • Los depredadores naturales te ayudarán a mantener el jardín a salvo. Estos fantásticos aliados son las aves insectívoras, lagartijas, arañas, mariquitas, ciempiés e incluso los sapos. Para atraerlos al jardín puedes instalar algunos elementos como cajas nido, comederos, pequeños montones de piedras, puntos de agua… y sembrar una gran variedad de flores y arbustos.
  • Realiza un buen mantenimiento de las herramientas de trabajo y desinféctalas. Así se evitan posibles enfermedades y plagas en las plantas.
  • Existen productos insecticidas no contaminantes de origen natural, aunque también es posible elaborarlos en casa a partir de infusiones de algunas especies muy corrientes: cola de caballo, ortiga, cebolla, diente de león, manzanilla o valeriana.
  • Si de todas formas el jardín sufre una plaga, es conveniente eliminar las plantas infectadas o muertas, las porciones afectadas y quemar todo ese material.
  • Y en cualquier caso tolera un daño pequeño, deja que la naturaleza actúe. Acepta algunas plagas siempre que no sean perjudiciales a largo plazo para todo tu jardín. Los depredadores naturales a menudo necesitan tiempo para actuar.

Aquí tienes la receta para un insecticida a base de ortiga. Los ingredientes son: 100 g de ortiga seca o 20 de ortiga fresca (vale toda la planta excepto la raíz) y un litro de agua. Preparación: en un recipiente de plástico con la tapa agujereada, se introduce un litro de agua fría y las ortigas desmenuzadas. Se deja reposar tres días removiéndolo diariamente y después se diluye añadiendo 50 mililitros del preparado a un litro de agua. Ya está listo para su uso.

Consulta También

Las beneficiosas mariquitas de siete puntos

Características -Nombre cientifico : Coccinella septempunctata – Mide : o.6 mm -Vive: Europa y Norteamerica -Comida: Pulgones, ácaros, cochinillas o gusanitos La …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.