ecoterrazas

Monta un huerto en tu balcón/terraza

Hola de nuevo, quiero explicaros  un método que ha convertido mi balcón en un jardín comestible. Con sólo 4 macetas, un poco de tierra y algo de abono y agua, disfruto de un huerto con lechugas, acelgas, cebollas, zanahorias y tomates sanos y exuberantes todo el año. Aquí os explico cómo funciona el invento.

 

ejemplo de cultivo con sacos
ejemplo de cultivo con sacos

Primero piensa bien dónde vas a colocar las macetas. Si tienes un pequeño balcón o terraza soleada ya lo tienes. Sino escoge un lugar donde llegue suficiente luz, y si puede ser, cerca de la cocina (cuando tengas los frutos, será gratificante cogerlos de la planta y ponerlos en el plato directamente).

La filosofía es muy simple básicamente, se trata de proteger la tierra para que ésta cuide los cultivos y nos brinde alimentos deliciosos al paladar pero exuberantes a los ojos (en lugar de sanos pero con pinta de escuchimizados y a los que nadie le apetece hincarle el diente).

Lo que os voy a explicar es una adaptación del método de Gaspar Caballero de Segovia a balcones y terrazas, y se basa en 6 principios fundamentales:

1.Respetar las medidas
En las macetas: unos 50 cm de ancho y, como mínimo, 30 cm de altura para que se reproduzca la fauna microbiana. Las macetas más pequeñas son ideales para plantar aromáticas (como albahaca y orégano) que mantienen alejadas las plagas, además podemos utilizar sacos/contenedores de geotextil.

 

huero en terraza utilizando diferentes contenedores
huerto en terraza utilizando diferentes contenedores

En las mesas de cultivo: 60 cm de ancho, 140 cm de largo y 30 cm de fondo.

mesaPara los bancales de tierra (o “parades”): 1,5 m de ancho (para crear 3 zonas: dos de 60 cm en cada extremo para las hortalizas y una central de 30 cm para piedras planas y plantas aromáticas que controlan plagas y roedores).  La  longitud puede variar.

2. No pisar ni trabajar la tierra. En una maceta o mesa de cultivo, la tierra se crea con una base de 5 cm de material de drenaje (como por ejemplo la arlita) sobre la que se disponen 15 cm adicionales de tierra (de venta en tiendas especializadas). En un terreno, se delimitan las franjas de siembra (“parades”) y se aflojan a mano o a máquina hasta unos 15-20 cm de fondo y después se rastrillan para dejarlas a nivel y sin piedras gruesas. Conseguida la superficie de cultivo, basta cubrirla con 5 cm de compost o humus de lombriz, pero, y aquí radica el secreto, sin mezclarla con la tierra. Las lombrices que viven en la tierra y las raíces de las plantas se encargan de remover, fertilizar y construir galerías para que el aire y el agua circulen. Para no alterar el entorno que propicia la vida, no hay que pisar ni trabajar nunca más la tierra.

 

3. Usar abono orgánico. El mejor abono, según Gaspar Caballero de Segovia, es el estiércol de corral. Para nuestro huerto nos valdrá cualquier abono orgánico de calidad que venden en tiendas especializadas.

guano de murciélago de gran calidad
guano de murciélago de gran calidad

4.Siembra densa y mixta. Como las plantas sólo necesitan el espacio justo para su desarrollo, la siembra se realiza de forma más densa que en la horticultura tradicional y siguiendo unas distancias estudiadas para cada cultivo. De este modo, cuando las plantas crecen, las hojas se tocan y crean un microclima que evita que se pierda la humedad de la tierra y que proliferen las malas hierbas. Para mantener alejadas a las plagas, se disponen plantas aromáticas pequeñas (como la albahaca y el tomillo) y grandes (como la manzanilla o la lavanda).

Hay os dejo un par de ejemplos de mesas de cultivo para primavera-verano y otoño-invierno

primavera-verano
primavera-verano
otoño-invierno
otoño-invierno

 5. Humedad constante. Basta con un sistema de riego exudante(es un sistema de riego localizado que aplica el agua de forma continua mediante un tubo poroso que exuda agua en toda su longitud y en la totalidad de su superficie. El agua exudada a través de los pequeños poros de la pared del tubo poroso, produce una banda de humedad continua, ancha y uniforme en toda la longitud de la línea de riego.), para  liberar cantidades muy pequeñas de agua, pero de una forma continuada, lo que permite mantener una humedad constante y uniforme que favorece la actividad de las lombrices y microorganismos que propician una tierra fértil.

exudante

 

6. Rotación de cultivos cada cuatro años. En cada superficie de cultivo sólo hay que semabrar plantas de la misma familia e iguales necesidades (hay 4 grupos). Y cada año, trasladar el cultivo (o rotar) a otra superficie distinta, y así durante 4 años, para permitir que la tierra recupere sus nutrientes, no desarrolle enfermedades ni plagas y beneficie los cultivos sucesivos. Por eso, cada huerto consta de 4 zonas de cultivo (o múltiplos de cuatro), ya sean “parades”, mesas de cultivo o macetas. Las familias botánicas son: liliáceas y umbelíferas (cebollas, zanahorias y apio), solanáceas (pimientos, berenjenas, tomates…), compuestas, quenopodiáceas y cucurbitáceas (lechugas, remolachas, acelgas, pepinillos) y leguminosas y crucíferas (judías, coles y rabanitos).

lexugas

 

Consulta También

Semillas. Importancia, Recolección y Almacenaje

Con la aparición de la agricultura, el hombre empieza a intervenir de forma decisiva en …

2 comentarios

  1. Tienes técnicas o paso a paso de como montar el sistema de riego?

    saludos y gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.